Aparato digestivo

Beneficios clínicamente probados del Glutatión

El Glutatión y el Aparato Digestivo

El Glutatión protege contra la inflamación del aparato digestivo por gastritis, pancreatitis, procesos inflamatorios del intestino grueso incluyendo colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn del tipo autoinmune.

El tracto digestivo es una cadena de órganos conectados que se extiende desde la boca hasta los intestinos. Con éste comemos, digerimos, y eliminamos los residuos. Los muchos trastornos digestivos son causados por factores como la genética, estrés, toxinas, enfermedades infecciosas y la mayoría de los fármacos. Este artículo analiza algunas de las últimas investigaciones sobre el glutatión en el tracto digestivo.

El GSH ayuda a proteger la boca y los órganos salivales de la enfermedad periodontal, la estomatitis y la gingivitis, y la inflamación del esófago. En el estómago, el GSH protege contra gastritis, úlcera péptica y cáncer; y en el hígado, la hepatitis y la falla de este órgano. El GSH también defiende al páncreas contra la inflamación; y el intestino grueso (colon) contra la colitis, la enfermedad inflamatoria del intestino, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn y el cáncer.

ÓRGANO
TRASTORNOS COMUNES

Boca y los órganos salivales

Enfermedad periodontal + estomatitis, gingivitis + parotiditis

Esófago

Esofagitis + cáncer + hernia hiatal + síndrome de Barret

Estómago

Gastritis + úlcera péptica + cáncer

Hígado

Hepatitis + insuficiencia hepática

Vesícula biliar

Cálculos biliares (colelitiasis)

Páncreas

Pancreatitis + cáncer

Intestino delgado

Gastroenteritis

Intestino grueso (Colon)

Colitis + enfermedad intestinal inflamatoria + colitis ulcerosa + Enfermedad de Crohn + cáncer, pólipos + síndromes de mala absorción

La capacidad del glutatión para proteger el estómago está siendo ampliamente investigada. Su papel terapéutico es prometedor, y se ha demostrado su habilidad para proteger el estómago de varias diferentes maneras. Es un escudo importante contra el estrés oxidativo; desintoxica sustancias y actúa como mediador en los mecanismos inmunes potencialmente perjudiciales o incluso carcinógenos, garantizando una respuesta inmune más efectiva.


Se ha demostrado recientemente que cuando el revestimiento del estómago enfrenta un desafío tóxico, se elevan los niveles de GSH. Varios grupos de investigadores demostraron esto usando alcohol para provocar una respuesta antitóxica por el cuerpo. Los niveles bajos a moderados de alcohol dieron lugar a una elevación adaptiva en los niveles de GSH, pero altos niveles de alcohol abrumaron este sistema, causando daños posteriores.


Una aplicación clínica más directa de la función protectora del glutatión en el estómago fue descubierta por G.A. Balint en Hungría. Su equipo estudió un problema demasiado común: los efectos gástricos secundarios de los antiinflamatorios como la indometacina y piroxicam (Indocid, Feldene, etc.).


Los sujetos quienes recibieron pequeñas cantidades de glutatión o cisteína en el momento de la ingestión de los medicamentos tuvieron significativamente menos efectos secundarios. Éste es un gran ejemplo de una terapia natural y la medicina tradicional empleadas para complementarse entre sí. El equipo de Davydenko en Ucrania cree que la terapia antioxidante debe continuar incluso después de que el tratamiento convencional se haya concluido.


El incremento del daño por radicales libres y el retroceso del GSH son bien conocidos en los pacientes que sufren de inflamación crónica de la mucosa del estómago (gastritis), y los que portan la bacteria Helicobacter pylori. Ambas condiciones pueden avanzar hasta producir la enfermedad ulcerosa, y probablemente aumentan el riesgo de cáncer de estómago. La enfermedad ulcerosa también puede ser causada en parte por altos niveles de peroxidación lipídica y la interrupción de los mecanismos de defensa antioxidante en el revestimiento del estómago. Ciertamente, existe una estrecha relación entre las enzimas dependientes del GSH y el progreso de las úlceras gástricas.


El glutatión y las enzimas relacionadas con éste se encuentran en concentraciones muy bajas dentro de la úlcera, pero a menudo se elevan otra vez cuando los tejidos ulcerados sanan. Cuando los animales de laboratorio recibieron fármacos para reducir sus niveles de GSH, el daño oxidativo a las paredes del estómago (mucosa gástrica) fue significativamente más alta.


Al observar las células de cáncer en el estómago, así como las células normales que las rodean, encontramos varias características recurrentes: las células están muy dañadas por el estrés oxidativo, sus defensas antioxidantes se ven disminuidas, y el “generador de energía” de cada célula (la mitocondria) se encuentra defectuosa, posiblemente debido a los radicales libres. En particular, se deterioran los sistemas enzimáticos relacionados con el GSH.


No hay duda de que los niveles bajos de glutatión van mano a mano con el aumento del riesgo de cáncer. Los siguientes resultados de investigación hablan por sí mismos: T. Katoh en el Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental de Carolina del Norte, mostró una relación particular entre los niveles de GSH y el desarrollo de cáncer gástrico. Por diversas razones, algunas personas tienen sub tipos inactivos o ineficientes de enzimas GSH y tienen un mayor riesgo de contraer tanto cáncer de estómago como cáncer de intestino.


Un grupo de investigadores en Italia estudió los niveles de glutatión en pacientes con cáncer de estómago y llegó a la conclusión inequívoca de que la disminución de este tripéptido era dramática: Su trabajo sugiere que cualquier enfoque terapéutico debe incluir precursores de GSH como la cisteína que se incluye en un aislado de proteína de suero lácteo no desnaturalizada como Immunocal.


Así mismo y como conclusión, la evidencia científica sugiere que el glutatión defiende el revestimiento del estómago contra diversas amenazas, incluidas las toxinas, el estrés oxidativo y la carcinogénesis. Los resultados han llevado a otros investigadores a buscar formas de aumentar los niveles de glutatión en seres humanos con fines preventivos y curativos. Los niveles de glutatión elevados pueden proteger contra la gastritis, úlcera, cáncer, pancreatitis y las enfermedades del intestino; y sin duda pueden complementar los tratamientos convencionales para estas enfermedades.


Una gran fuente de información es la página oficial de la mayor biblioteca de publicaciones médica, científicas y biotecnológicas del mundo; www.pubmed.gov. Más de 25.290 artículos publicados sobre el glutatión (glutathione) y el aparato digestivo.


De todo esto hay mucha información, la puedes encontrar en algunos vídeos de nuestro canal de YouTube de la mano de la máxima autoridad mundial sobre el Glutatión, el Dr. Jimmy Gutman director científico de la compañía Immunotec®, autor también de varios libros de referencia en la materia y uno de los sucesores de la obra del Dr. Gustavo Bounous, creador y padre de Immunocal®, el único suplemento nutracéutico donador de cisteína que a demostrado clínicamente elevar de forma natural los niveles de glutatión intracelular mediante su aislado de proteína de suero lácteo no desnaturalizado.

Puedes ver el vídeo de capacitación sobre el glutatión y sus beneficios haciendo clic aquí.

Immunocal e Immunotec son marcas registradas por Immunotec Ltd. USA

©️ 2021 +Glutation. Todos los derechos reservados.

¿Quiénes somos?

+Glutation está formado por un equipo comprometido en introducir los beneficios de la ciencia en el día a día de las personas, hacer prosperar la salud a cualquier edad, reducir el nivel de estrés, mejorar el estado físico, y ayudar a las personas en padecimientos frecuentes o específicos.


El motivo de la creación de este proyecto es poner al alcance de los usuarios un gran hallazgo científico, el Glutatión.


Somos Consultores Independientes de Immunotec®

Aviso Legal

Estos productos no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Consulte a su médico y nunca abandone un tratamiento que él le haya prescrito.