Metales pesados en el cuerpo

Beneficios clínicamente probados del Glutatión

El Glutatión y los Metales Pesados en el Cuerpo

El Glutatión es capaz de quelar (hacer inertes químicamente) los metales pesados como el mercurio, cadmio, arsénico, hierro…etc. al hacerlos solubles en agua y facilitar su excreción por la orina, las heces y la sudoración.

Los metales pesados son los que pertenecen a los grupos de la tabla periódica desde el HA- VIA. Los elementos semimetálicos: el boro, el arsénico, selenio y teluro se incluyen a menudo. Aunque muchos de ellos son esenciales en pequeñas cantidades pero pueden acumularse hasta niveles tóxicos. Absorbidos del medio ambiente y de la cadena alimenticia, se van acumulando en los sistemas biológicos desde las plantas hasta el cuerpo humano y pueden convertirse en un peligro significativo para la salud. De hecho, tales metales como el arsénico se utilizan como venenos. Los suplementos nutricionales como el hierro, el selenio o los medicamentos como el bismuto, son útiles o esenciales en las dosis apropiadas, pero rápidamente se vuelven tóxicos en niveles más altos.

Los metales pesados ejercen su influencia en todo tipo de tejidos, y pueden afectar muchos sistemas corporales. El sistema nervioso, el sistema renal (de los riñones), el sistema cardiovascular (corazón y circulación), el sistema hematológico (sangre), el sistema gastrointestinal, (digestivo), y muchos otros se ven afectados uno después del otro. Los metales pesados cobran su daño mediante la generación de radicales libres, o interfiriendo bioquímicamente con funciones metabólicas normales. El glutatión y las enzimas vinculadas con él, ayudan a regular y eliminar muchos de estos metales.

Los estudios clínicos han descrito el papel del GSH en la toxicología de metales pesados, y su papel ha sido explicado en la forma en que las células procesan arsénico, arsina, bismuro, cadmio, cromo, cobalto, cobre, oro, hierro, plomo, mercurio, níquel, selenio, plata, talio, estaño, vanadio y zinc. De todas estas sustancias, el mercurio parece ser el que más agota al sistema del GSH.

El mercurio, uno de los metales pesados, es una toxina insidiosa que parece no ser dañina pero que es muy potente y que merece una atención especial. Es demasiado común en nuestro medio ambiente y existe una evidencia cierta de la contaminación de nuestros océanos con este metal por lo que la ingesta de pescados, sobre todo de gran tamaño (Atún Pez Espada, etc.) debe ser controlada por las cantidades tóxicas de este metal en ellos. También hay una inmensa polémica, sobre todo cuando surge el tema de amalgamas de mercurio (empastes dentales) entre los profesionales de la salud bucodental en su defensa. Sin embargo, uno de los principios del juramento hipocrático es: 'Por encima de todo, no hacer más daño al paciente del que pueda traer”. Ciertamente hay suficiente evidencia clínica para exigir una mirada mucho más cercana al uso de esta importante neurotoxina en aplicaciones clínicas.

Aunque es principalmente una neurotoxina (venenosa para los nervios), el mercurio puede causar una amplia gama de problemas, tales como insuficiencia renal, náuseas y vómitos severos, diarrea, lesiones bucales (estomatitis), inflamación de los pulmones (neumonía) y erupciones cutáneas. Afecta al sistema nervioso con síntomas tan sutiles como la inestabilidad emocional, la ansiedad, la pérdida de memoria y el letargo. El envenenamiento grave por mercurio incluye hormigueo o pérdida de sensibilidad en las extremidades, falta de coordinación, temblores, dificultad para hablar y visión de túnel. Estos síntomas pueden progresar hasta la parálisis, coma, y muerte.

El tratamiento tradicional del envenenamiento por mercurio y otros metales como el plomo, requiere la unión del metal a moléculas orgánicas grandes, un proceso llamado quelación. Los agentes quelantes se pueden administrar por vía oral, o por vía intravenosa. Una vez quelado, el complejo de mercurio se elimina por excreción normal a través de la orina o las heces.

Se ha sabido desde hace mucho tiempo que el glutatión es una defensa celular fundamental contra la toxicidad del mercurio, el plomo y otros metales pesados. Comienza por extinguir eficazmente la formación de radicales libres. Aún más crucial es su capacidad de unirse directamente a los compuestos de mercurio y propiciar la quelación de los mismos, volverlos inertes químicamente y hacerlos solubles en agua, lo que permite que la célula los expulse y el cuerpo los excrete. Usando el quelante EDTA para eliminar el mercurio del cuerpo, se encontró que la orina de los pacientes con empastes tenía niveles bastante más altos de mercurio. Los empastes fueron retirados, y los pacientes continuaron tomando quelantes orales conjuntamente con suplementos de selenio (para elevar el glutatión peroxidasa). Después de tres meses, los pacientes no exhibían síntomas o habían mejorado en gran medida.

Simplemente eliminar la exposición no es suficiente; al igual que otros metales pesados, el mercurio permanece incrustado intracelularmente en los tejidos más profundos a menos que sea quelado o eliminado adecuadamente.

Uno de los científicos más importantes estudiando los metales pesados y la toxicidad del mercurio es el Dr. David Quig de Chicago, Illinois. El Dr. Quig ha explicado la interacción entre los compuestos de mercurio, glutatión, cisteína y otros metalotioneínas (compuestos orgánicos de metales y azufre). Siente que se han subestimado los efectos de la consistente exposición al mercurio de bajo nivel a largo plazo. Según él, la forma más eficaz de eliminar estas toxinas de los tejidos profundos como el cerebro, es por el consumo de proteína de suero de leche de alta calidad. Aunque la bioactividad de suero de leche natural puede ser fácilmente desnaturalizada por los propios procesos de obtención de la misma, la proteína de suero de buena calidad puede tener propiedades significativas para mejorar el GSH. Varios grupos de investigación están actualmente conduciendo estudios que utilizan la proteína de suero lácteo sin desnaturalizar como Immunocal®. Los precursores proteínicos del GSH con cisteína biodisponible, actúan aquí como agentes quelantes orales con gran efectividad.


Una gran fuente de información es la página oficial de la mayor biblioteca de publicaciones médica, científicas y biotecnológicas del mundo; www.pubmed.gov. Más de 16.890 artículos publicados sobre el glutatión (glutathione) y los metales.


De todo esto hay mucha información, la puedes encontrar en algunos vídeos de nuestro canal de YouTube de la mano de la máxima autoridad mundial sobre el Glutatión, el Dr. Jimmy Gutman director científico de la compañía Immunotec®, autor también de varios libros de referencia en la materia y uno de los sucesores de la obra del Dr. Gustavo Bounous, creador y padre de Immunocal®, el único suplemento nutracéutico donador de cisteína que a demostrado clínicamente elevar de forma natural los niveles de glutatión intracelular mediante su aislado de proteína de suero lácteo no desnaturalizado.

Puedes ver el vídeo de capacitación sobre el glutatión y sus beneficios haciendo clic aquí.

Immunocal e Immunotec son marcas registradas por Immunotec Ltd. USA

©️ 2021 +Glutation. Todos los derechos reservados.

¿Quiénes somos?

+Glutation está formado por un equipo comprometido en introducir los beneficios de la ciencia en el día a día de las personas, hacer prosperar la salud a cualquier edad, reducir el nivel de estrés, mejorar el estado físico, y ayudar a las personas en padecimientos frecuentes o específicos.


El motivo de la creación de este proyecto es poner al alcance de los usuarios un gran hallazgo científico, el Glutatión.


Somos Consultores Independientes de Immunotec®

Aviso Legal

Estos productos no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Consulte a su médico y nunca abandone un tratamiento que él le haya prescrito.