Infección celular

Beneficios clínicamente probados del Glutatión

El Glutatión y las Infecciones

El Glutatión ayuda a combatir diversos tipos de infecciones. Las infecciones virales se caracterizan por cantidades anormales de estrés oxidativo en las células, lo que conduce de nuevo a la inflamación y a una reducción de los niveles de glutatión críticos.

El glutatión es una pequeña proteína formada por sus aminoácidos precursores; glutamina, glicina y cisteína y es producida por el organismo en el interior de cada célula. Esta proteína tiene múltiples importantes funciones en el organismo y está sobradamente comprobado que sin glutatión moriríamos en horas.

Las principales funciones del glutatión en el cuerpo son: Modulación del sistema inmunológico, Protección contra radicales libres, protección del ADN, inhibición de virus y desintoxicación del organismo. Es en esta última donde el glutatión tiene un papel relevante en la actualidad, en un mundo lleno de tóxicos y contaminantes en el aire y el agua. El glutatión nos ayuda a eliminar estos contaminantes del cuerpo y es sumamente importante mantener buenos niveles de GSH, pues al bajar estos, las otras funciones en las cuales participa se ven comprometidas y somos más susceptibles a enfermar.

Los virus utilizan la maquinaria celular para poder replicar su genoma y producir proteínas virales. Por esta razón, varios factores intracelulares, incluido el estado redox, podrían afectar directa o indirectamente la progresión y el resultado de la infección viral.

En condiciones fisiológicas, el equilibrio redox entre las especies oxidante y antioxidante se mantiene mediante sistemas enzimáticos y no enzimáticos, y regula con precisión varias funciones celulares. Diferentes virus rompen este equilibrio e inducen un estrés oxidativo que a su vez facilita pasos específicos del ciclo de vida del virus y activa una respuesta inflamatoria. En este contexto, muchos estudios destacaron la importancia de las vías sensibles a redox como nuevos objetivos basados en células para terapias destinadas a bloquear tanto la replicación viral como la inflamación inducida por virus.

En este artículo, se muestran algunos de los hallazgos más recientes en este campo. En particular, describimos los efectos de las moléculas moduladoras redox naturales o sintéticas en la inhibición de la replicación del virus de ADN o ARN, así como en las vías inflamatorias. También se describe la importancia del factor de transcripción antioxidante Nrf2. La mayoría de los datos informados aquí se refieren a las infecciones producidas por el virus de la influenza, VIH, Dengue y algunas otras. Además, recientes estudios están demostrando que este enfoque podría aplicarse de manera útil para combatir otras infecciones virales respiratorias agudas caracterizadas por una fuerte respuesta inflamatoria, como COVID-19.

Evidencias muestran que el factor Redox (Reducción-Oxidación) juega un rol muy importante en la replicación de virus y su capacidad infecciosa. En este estudio, se realizaron experimentos para determinar si el glutatión bloquea la infección de cultivos de células Madin-Darby de caninos y células pequeñas epiteliales humanas. El glutatión inhibió la multiplicación del virus. En ratones, la inclusión de glutatión en el agua decremento la presencia de virus en pulmones y tráquea, después de una inoculación nasal de virus de la influenza A/X-31.

Estos resultados sugieren que el glutatión tiene un efecto ANTI-INFLUENZA tanto In Vitro como in Vivo. El estrés oxidativo o cualquier otro factor que disminuya los niveles de glutatión en las vías nasales, bucales o superiores, puede ser factor importante para el desarrollo de una infección viral.

Otro estudio trato la atenuación de la sintomatología de la Influenza y mejora de la inmunidad celular vía precursores de glutatión. La finalidad del presente estudio fue evaluar el efecto del tratamiento a largo plazo con precursores de glutatión en episodios de influenza.

Un total de 262 sujetos de ambos sexos (78% mayores a 65 años, y 65% sufriendo de enfermedades degenerativas no respiratorias) fueron enrolados en este estudio doble ciego que involucro a 20 ciudades italianas. Al azar, recibieron precursores de glutatión o un placebo. El tratamiento resulto en una disminución en los episodios de influenza, su severidad y su longitud de tiempo. Todos los síntomas sistémicos y locales fueron reducidos significativamente en el grupo con el precursor de glutatión.

La administración de precursores de glutatión durante el invierno parece proveer de una atenuación de muchos de los episodios de influenza, especialmente en pacientes de la tercera edad. Estos precursores no previenen al 100% la infección por el virus A/H1N1, pero reducen significativamente la incidencia de pacientes hospitalizados al poder el cuerpo luchar más fácilmente contra la infección.

Así mismo otros estudios concluyeron que el VIH disminuye los niveles de glutatión en las células. Ahora es sumamente conocido que el SIDA está asociado a una deficiencia de glutatión que lleva a la generación de una enorme cantidad de estrés oxidativo (oxidación de las células) que daña y mata a células en todo el cuerpo.

Los niveles bajos de glutatión son muy relevantes en los casos de VIH, y hay evidencia que demuestra que la proteína Tat producida por este virus reducir los niveles de glutatión de una forma anormal. Esto está asociado con daños producidos por radicales libres a diversos componentes del sistema inmunológico. Los linfocitos T requieren adecuados niveles de glutatión para funcionar normalmente, y el VIH induce un estrés oxidativo que baja los niveles de glutatión en estas células.

Diversos estudios demuestran que la baja de niveles de glutatión causa que los linfocitos se debiliten junto con su eficiencia inmunológica, contribuyendo con esto al desequilibrio mostrado en pacientes con VIH. Elevar los niveles intracelulares de glutatión en los linfocitos, lo que los hace menos susceptibles a ser dañados por los radicales libres, y lleva su función a un óptimo nivel para poder luchar contra organismos como el VIH (u otro antígeno).

El estrés oxidativo también ha sido implicado en la perdida de fuerza muscular y peso mostrada en pacientes con VIH, así como la demencia y la neuropatía. También tiene un papel importante en la producción de daño al ADN, lo que puede llevar a desarrollar algunos tipos de cáncer, y la progresión de la enfermedad. El glutatión inhibe la replicación del VIH y disminuye su conteo.

Altos niveles de glutatión inhiben severamente la habilidad de virus y bacterias de entrar al centro de las células y replicarse. La infección es en consecuencia, eliminada del organismo. Estudios han mostrado que los altos niveles de glutatión en células mononucleares inhiben la replicación del virus del VIH. El glutatión ha probado intervenir con la replicación del VIH en las últimas etapas del proceso. Estos estudios demuestran que existe una relación antagónica entre el VIH y el glutatión intracelular, de manera que, elevando los niveles de glutatión, la infección comienza a retroceder.

El glutatión ha mostrado también inhibir la formación de synctia (puentes celulares que permiten al virus ser transmitido entre las células del sistema inmunológico), de esta manera previniendo la infección del virus de células infectadas a no infectadas.

Elevar los niveles de cisteína puede elevar la respuesta inmunológica.

Personas infectadas con VIH en todas sus etapas tienen en promedio niveles bajos de cisteína y cistina, y como consecuencia de glutatión. Evidencia sugiere que el VIH induce una deficiencia de cisteína que lleva a una baja de niveles de glutatión y una producción anormal de anticuerpos.

Los macrófagos (células encargadas de eliminar virus y bacterias) son otro componente del sistema inmunológico que dependen del glutatión. Estas células están encargadas de proteger al cuerpo ingiriendo y destruyendo agentes externos o células cancerígenas. Los macrófagos requieren el glutatión para la producción de una sustancia llamada leucotriene C, esencial para su función, cuando los niveles de glutatión bajan, la capacidad de los macrófagos en hacer su trabajo disminuye.

El glutatión también ha demostrado mejorar la capacidad de ciertas células inmunológicas de moverse más rápidamente al lugar de una herida y evitar infecciones.

Niveles altos de glutatión mejoran la supervivencia en pacientes con VIH/SIDA

La deficiencia de glutatión ha sido demostrada en muchos estudios como una causa importante que disminuye la posibilidad de supervivencia de los pacientes con VIH. Estudios en la Universidad de Stanford mostraron que mientras más bajos los niveles de glutatión más rápido progresa la enfermedad.

Niveles bajos en células T significa un incremento de riesgo de muerte. Estudios proveen una indicación clara de que una deficiencia en el glutatión juega un rol importante en que tan rápido avanzara la enfermedad en etapas avanzadas de la misma.

La proteína aislada de suero de leche mejora la perdida muscular, la pérdida de peso y la fatiga.

Muchas personas con VIH/SIDA experimentan una pérdida de masa muscular, lo que lleva a un debilitamiento y a la pérdida de peso, esta pérdida aún no ha sido bien comprendida, pero se ha ligado con una caída en los niveles de cisteína y la perdida de azufre.

En un estudio llevado a cabo en Virginia, E.U., en el Centro de atención para crisis en enfermos de VIH/SIDA Tidewater. Los pacientes con SIDA que tomaron proteína aislada de suero de leche (Immunocal®) ganaron un promedio de 5 kg en 8 semanas. En contraste, aquellos que no lo tomaron perdieron 4 kg. En otro estudio, se mostró que este consumo ayuda a mejorar el estado nutricional de niños con SIDA. El incremento del peso en pacientes con VIH/SIDA es de vital importancia ya que la pérdida de peso está asociada con una mortalidad más alta.

El glutatión regula las funciones digestivas.

El glutatión juega un papel muy importante en mantener la integridad de las células en todo el organismo, incluyendo el recubrimiento epitelial en el intestino. En pacientes con SIDA, la inflamación crónica y los elevados niveles de citoquinas parecen estar asociados con una baja de los niveles de glutatión. Parte de la enfermedad no es solo el VIH, sino el daño hecho a los tejidos por esta inflamación en exceso. Esta se manifiesta en pacientes con SIDA comúnmente en una inflamación del intestino, que limita la buena absorción de nutrientes.

El glutatión reduce y elimina efectos colaterales de esta inflamación como: diarrea, nausea, vomito, bajo apetito.

“Distinto a los medicamentos retrovirales que pueden inducir mutación del virus, y como consecuencia resistencia del virus a la terapia, la normalización de los niveles de glutatión en los linfocitos y el estado redox a través de este sistema de entrega de cisteína, representa un enfoque totalmente distinto a través del cual el sistema natural de defensas es elevado y contra el cual el virus no puede construir resistencia por mutación”. Dr. Gustavo Bounous.

Muchas personas con SIDA sufren de una muy mala nutrición debido a las masivas dosis de medicamentos antivirales.

“Si hay una opción que una persona con VIH debería de tomar es elevar sus niveles de glutatión intracelular con suplementos”. Michael Mooney, autor del libro “Construidos para sobrevivir

Otros estudios muy recientes que cada día van en aumento describen como elevados niveles de GSH pueden inhibir la replicación del virus del Covid-19, proteger contra la respuesta inflamatoria del mismo y aliviar la disnea asociada a la neumonía inducida por la infección de las vías aéreas, pero esto será tratado en otro artículo para tal efecto.


Una gran fuente de información es la página oficial de la mayor biblioteca de publicaciones médica, científicas y biotecnológicas del mundo; www.pubmed.gov. Más de 7.950 artículos publicados sobre el glutatión (glutathione) y la infección (infection).


De todo esto hay mucha información, la puedes encontrar en algunos vídeos de nuestro canal de YouTube de la mano de la máxima autoridad mundial sobre el Glutatión, el Dr. Jimmy Gutman director científico de la compañía Immunotec®, autor también de varios libros de referencia en la materia y uno de los sucesores de la obra del Dr. Gustavo Bounous, creador y padre de Immunocal®, el único suplemento nutracéutico donador de cisteína que a demostrado clínicamente elevar de forma natural los niveles de glutatión intracelular mediante su aislado de proteína de suero lácteo no desnaturalizado.

Puedes ver el vídeo de capacitación sobre el glutatión y sus beneficios haciendo clic aquí.

Immunocal e Immunotec son marcas registradas por Immunotec Ltd. USA

©️ 2021 +Glutation. Todos los derechos reservados.

¿Quiénes somos?

+Glutation está formado por un equipo comprometido en introducir los beneficios de la ciencia en el día a día de las personas, hacer prosperar la salud a cualquier edad, reducir el nivel de estrés, mejorar el estado físico, y ayudar a las personas en padecimientos frecuentes o específicos.


El motivo de la creación de este proyecto es poner al alcance de los usuarios un gran hallazgo científico, el Glutatión.


Somos Consultores Independientes de Immunotec®

Aviso Legal

Estos productos no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Consulte a su médico y nunca abandone un tratamiento que él le haya prescrito.